miércoles, 30 de noviembre de 2011

El tiempo pone a cada uno en su sitio



Odio la gente que solo se divierte riéndose de los demás. Detesto todos esos que se ciegan ante las virtudes, para ver solamente los defectos de la gente. Me canso de escuchar siempre las típicas tonterías y bromas hacia mi. Me canso de que siempre me repaséis de arriba a abajo más de dos veces para encontrarme algún defecto, algo para criticarme. Si tantas ganas tenéis de reír, poneros en frente del espejo, cerrad los ojos y al abrirlos y veros ahí, reíros de vuestra cara. Que por llegar, no me llegáis ni a la suela del zapato. Podéis ser mucho físicamente(o eso creéis vosotros) pero nada es más triste que vivir sin corazón. Y vosotros, a diferencia de mi, os sobran palabras inútiles y os falta inteligencia y corazón. Y que yo también sé criticar, y hacer cerrar bocas que no deberían haber sido abiertas.

2 comentarios:

  1. La causa por la que la gente hace esto es por envidia o porque sus vidas están vacías... A mi ya nada me sorprende pero bueno peor para ellos el físico es algo que tiene arreglo pero al interior no se le puede hacer nada así que si se aburren que se peguen un golpe!
    Me gusta tu blog; te sigo guapi :)

    ResponderEliminar
  2. Supongo que vivirás en españa, yo que soy de argentina, me siento especialmente igual. Todavia no adivino hasta donde puede llegar el grado mental y de madurez de la gente. Que, por tener mejor cuerpo, ser mas lindo, tener más plata, sos mejor que los demás?No. Lo bueno de nosotras que somos más fuertes, porque sus debilidades son nuestras virtudes. Cuándo les sacas plata, o belleza a ellos, se dan cuenta de cómo nos sentimos nosotros.

    ResponderEliminar